No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias…

—Filipenses. 4:6

Es cierto, que en esta vida el estrés y el afán de la vida diaria muchas veces nos pone de mal genio, o tal vez a otros tristes. Seguramente, habrán distintas respuestas si preguntamos a la gente ¿cuál es su afán en este mundo?
Dios nos conseja, que por nada estemos afanosos en este mundo. Esto quiere decir que confiemos en que todo en el cielo y en la tierra están bajo su control, y por eso, EL es el único que puede decirnos esto. Cuando estamos seguros de esto, entonces acudiremos a la persona correcta con nuestras preocupaciones, o las cargas de nuestras vidas. Dios quiere que se las presentemos a El. Pero, tristemente, muchas veces vamos a Dios y oramos cuando las cosas no las pudimos solucionar a nuestra manera. Dios dice que debemos orar con persistencia. Pero cuántas veces quedamos a la mitad del camino porque Dios no contesta nuestra oraciones en el momento que nosotros queremos. Es más fácil decir que Dios no nos escucha que ser persistentes en la oración.
Debemos aprender a llevar todas nuestra necesidades a Dios en oración y con persistencia, confiando en que El nos escucha. Pero esta oración debe salir de un corazón agradecido, sabiendo que Dios contesta nuestras oraciones de acuerdo a su voluntad. Por nuestra parte, debemos dar gracias, cual sea la respuesta que nos dé, siempre con un corazón lleno de agradecimiento a Dios. Un creyente siempre empieza su día poniendo todas sus peticiones en las manos de Dios y termina dándole gracias por su misericordia y cuidado que el tiene cada día con la humanidad de la cual hago parte.

Oración:

Padre amado, te doy gracias por enseñarme a que debo llevar todas mis cargas a tus brazos, y te pido perdón por las veces que no he sido agradecido. Enseñame a agradecerte todos los dia por tu amor. Amén.

www.cristopalabradevida.com/

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.