¿CÓMO ES DIOS?

Él nos da poder para vivir y movernos, y para ser lo que somos. Así lo dice uno de los poetas de este país: “Realmente somos hijos de Dios.” Así que, si somos hijos de Dios, no es posible que él sea como una de esas estatuas de oro, de plata o de piedra. No hay quien pueda imaginarse cómo es Dios, y hacer una estatua o pintura de él.

– Hechos 17:28,29 (TLA)

«¡La Biblia está llena de contradicciones!», acostumbran a decir quienes no quieren creer en ella. Muchas veces pareciera que tienen razón. Sin embargo, cuando examinamos cuidadosamente esas aparentes contradicciones descubrimos que no es así. En este pasaje de Hechos el apóstol Pablo, predicando a los griegos en Atenas, citó escritos estoicos griegos. Una de esas citas pertenece a la composición «Fenómenos» del poeta Arato de Soles (315–240 a.C.), oriundo de Cilicia, en Asia Menor. Ni Pablo, ni Arato usaron la expresión «Realmente somos hijos de Dios». La palabra griega «génos», que en esta versión Traducción en Lenguaje Actual fue traducida «hijos», significa «clase», «tipo», «nación», «linaje». Pablo quiere enfatizar que Dios no puede ser representado como una estatua, pintura o escultura.

Aunque Dios no es Padre de nuestra naturaleza pecadora, sí es el Creador y benefactor de toda la humanidad y quiere ser el Padre de todos sin distinción (1 Timoteo 2:4; Hechos 10:34). Con ese propósito envió a su Hijo Jesucristo para vivir una vida de obediencia perfecta en sustitución de nosotros y para recibir el castigo que merecemos por nuestros pecados. Dios ofrece gratuitamente la salvación a toda la humanidad a través de la fe que es impartida en los medios de gracia: el evangelio y los sacramentos.

¿Cómo es Dios? La Biblia afirma que: «A Dios nadie lo ha visto nunca; el Hijo unigénito, que es Dios y que vive en unión íntima con el Padre, nos lo ha dado a conocer.» ¿Cómo mostró Cristo a Dios? Jesús no mostró a Dios como un Titán celestial. Jesús reveló a Dios como Padre. La primera persona de la Trinidad quiere que lo conozcamos como Padre. Pablo nos dice que toda paternidad procede de Dios (Efesios 3:14-15). El Padre es el origen de todo lo relacionado con la paternidad. ¿Conocemos a Dios como Padre? Los cristianos, en gratitud, queremos conocer al Padre (Juan 14:8).

Oración:

Bendito Padre celestial, te doy gracias porque me diste nueva vida y me hiciste hijo tuyo en Cristo. Abre mis ojos espirituales para conocerte como Padre. Amén.