¿SOBRE QUÉ PREDICARÍA ÉL?

«Preparen en el desierto un camino para el Señor; enderecen en la estepa un sendero para nuestro Dios. Que se levanten todos los valles, y se allanen todos los montes y colinas. Isaías 40:3,4

Así se presentó Juan . . . predicando el bautismo de arrepentimiento para el perdón de pecados. . . . Después de mí viene uno más poderoso que yo. . . . él los bautizará con el Espíritu Santo. Marcos 1:4,7,8

Usted abre el boletín en la banca de su iglesia, y lee: “Hoy tenemos predicador invitado”. “Hmmm”, cavila usted, “me pregunto qué va a decir este predicador”. “Y, si ese predicador fuera Juan el Bautista, ¿qué predicaría?

En primer lugar, tendría algo para decir sobre el arrepentimiento. Eso significa que hablaría sobre mis pecados. Algunos prefieren ignorar el pecado, poner una venda sobre los ojos de su conciencia; prefieren tener una buena excusa para el pecado, señalando los de otros que son peores; prefieren cubrir de azúcar el pecado, limpiándolo con frases dulces como “cambio cultural”. Pero Juan me predicaría sobre el pecado en términos claros; y lo mejor sería que escuche. Si el Salvador que está en el pesebre va a significar algo para mí, tengo que saber lo mucho que lo necesito.

Con mucho más placer, Juan predicaría sobre el Salvador. En su día, les señaló a los oyentes todo el camino de Jesús hacia su obra terminada. Juan vio a Jesús con su obra de la salvación terminada, ascendiendo de regreso al cielo; vio al ascendido Salvador enviando a su Espíritu Santo para llevar a la gente a la fe. Vio al Salvador regresando para juzgar al mundo. ¿Sobre qué me predicaría si subiera al púlpito de mi iglesia? Primero que todo, me diría: “Recuerde al Salvador que fue a la cruz y luego regresó al cielo. Recuerde que su salvación es completa. Recuerde que él va a venir otra vez para llevarlo al cielo”. Tengo la esperanza de que mi pastor me va a predicar el sermón de Juan en este Adviento.

Oración:

Señor, te pido que me recuerdes mis pecados, para que me regocije porque Jesús vino por mí. Amén.