»Por todo esto, respeten y honren al Señor. Sírvanle con integridad y de todo corazón. Echen fuera a los dioses que sus padres adoraron en el otro lado del río y en Egipto, y que aún están entre ustedes, y en su lugar sirvan al Señor. Pero si no les parece bien servirle, escojan hoy a quién quieren servir, si a los dioses que sus padres adoraron cuando aún estaban al otro lado del río, o a los dioses que sirven los amorreos en esta tierra donde ahora ustedes viven. Por mi parte, mi casa y yo serviremos al Señor.»

—JOSUÉ 24:14,15

Por amor servimos al Dios verdadero.

Tanto en el tiempo antiguo, como en el de hoy, han habido dioses falsos, y estos dioses falsos no necesariamente tienen que ser imágenes como muchos piensan y creen. Hoy día, nuestra vida está rodeada de dioses falsos como el dinero, el amor a las cosas materiales, o la deificación de seres humanos.
Cualquier cosa la cual amemos más que Dios, o pongamos nuestra confianza en ellas, es un dios falso.
Josué llama a los líderes de Israel y les hace una pregunta retórica: con cuál de los dioses se quieren quedar ustedes, porque para mí y para mi familia, dice Josué, nos quedamos con El único Dios vivo y verdadero que existe, Jehová.
Hoy Dios también quiere que usted y yo tomemos una decisión. Puede ser, que en tu vida también tengas muchos dioses en los cuales tienes tu confianza. Puede ser cosas materiales como el dinero o tus posesiones materiales, tú familia o amigos. Por eso, hoy, esta pregunta retórica es también para ti y para mí. ¿Con cuál dios nos queremos quedar para servirle?, con esos dioses falsos que solo nos pueden dar felicidades y soluciones temporales en este mundo, o con Jehová en el cual Josué tenía toda su confianza, pues es El único que nos puede sostener en esta vida y en la venidera en el cielo.
Apocalipsis. 22:5 promete, No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.
Dios nos anima a que confiemos en el Dios de Josué que es Jehová, que es el único que nos puede llevar a la vida verdadera en el cielo.

Oración:

Padre eterno, dame la fe para confiar en ti, que eres el único Dios verdadero en todo el universo, y para poder confesar ¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra. Amen.

www.cristopalabradevida.com/

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.