(Lectura de la Biblia en tres años: Génesis 10, Mateo 4:18-25)

PESCADORES DE HOMBRES.

«Vengan, síganme —les dijo Jesús—, y los haré pescadores de hombres.»

—Mateo 4:19

¿Cuál es el ideal de tu vida? La diferencia notoria entre el ser humano y el resto de los seres vivos del planeta radica en su capacidad de vivir por un ideal. Mientras que el resto de la creación existe simplemente para continuar el ciclo de la de la vida, cada uno de nosotros tiene la posibilidad de plantearse un desafío para el cuál vivir. Somos capaces de vivir vidas con propósito.

Hay una gran diversidad de ideales. Unos quieren construir familias sólidas y otros asumen la tarea de establecer grandes entidades. El ideal corresponde a la suma de creencias y valores de alguien. Cuando Cristo llamó a sus discípulos para que lo siguieran los estaba desafiando a cumplir el ideal de Dios para ellos: ser pescadores de hombres. Este ideal no solo implica vivir tratando de ganar seguidores para Cristo. Más bien es un llamado a vivir en libertad espiritual disfrutando el perdón divino gratuitamente. Dios nos llama a vivir una vida en gracia. Cada cristiano que comprende esto, naturalmente, quiere ser pescador de hombres y confesar a Cristo; pues sabe que no se trata de convencer a ninguno mediante argumentos sutiles sino de anunciar el evangelio cuyo poder es capaz de convertir el alma. Dios nos manda predicar su palabra, pero por causa del pecado no podemos obedecerle perfectamente. Cristo predicó y ganó discípulos perfectamente en lugar de nosotros y padeció el castigo que merecemos por este pecado. En gratitud vamos a querer ser pescadores de hombres y con gusto anunciar su palabra como discípulos y sacerdotes del nuevo pacto.

Oración:

Señor, tu Hijo Jesucristo cumplió la ley en lugar mío y con su sacrificio en la cruz pagó por mis pecados como mi doble sustituto. Por esos mismos méritos, soy parte de tu pueblo elegido y me has llamado a servirte como sacerdote que confiesa tu palabra y como discípulo de tu Hijo amado. En gratitud quiero confiar sólo en sus méritos para estar a cuentas contigo y te suplico me concedas el poder predicar tu palabra con valor y certeza.  Amén.

www.cristopalabradevida.com/

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Licencia Creative CommonsEsta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.