CADA DÍA ES UN «DÍA DE AMOR Y AMISTAD»

En esto conocemos lo que es el amor: en que Jesucristo entregó su vida por nosotros. 1 Juan 3:16

“¿Serás mi persona amada?” ¿Recuerda tarjetas con esta frase? ¿Recuerda cuando solíamos enviarlas? Tal vez todavía lo hacemos para expresar el amor por alguien especial.

¿Se ha detenido alguna vez a pensar que cada día es «Día de Amor y Amistad» con Dios? Él no limita la expresión de su amor a un solo día en el año. Él nos ama cada día y lo ha estado haciendo desde el comienzo del mundo. Note también que su amor es activo. Él no dice simplemente: “Te amo”, ni sencillamente envía una tarjeta. Dios expresa su amor mediante acciones.

¿Cómo me expresó él su amor en la semana pasada? ¿Con los miembros de mi familia que se rieron conmigo cuando yo estaba feliz y lloraron conmigo cuando estaba triste? ¿En la forma de fortaleza contra la tentación, sanidad para un cuerpo adolorido, éxito en algún proyecto, o dirección para alguna decisión? El amor de Dios fluye sobre mí constantemente. Cada día su amor me envía mensajes de «amor y amistad».

Lo mejor de todo es que Dios ha expresado su amor enviando a su Hijo a entregar su vida por mí. Jesús me amó tanto que quiso tomar mi lugar en la cruz para que el castigo por mis pecados pudiera ser pagado y la deuda de mis pecados fuera borrada. Por causa de este regalo, el diablo no puede hacerme daño, la tumba no me puede retener, y la eternidad no puede albergar ningún temor para mí. Detrás del divino regalo de la salvación está un amor que es inmerecido e indescriptible. Y ese amor es verdadero cada día. ¡Que bendito día de amor y amistad de mi Dios, cada día!

Oración:

Señor, necesito tu amor en Jesús. Gracias por ser la persona que me ama hoy y siempre. Amen.