LA VIRGEN CONCIBIÓ POR OBRA DE DIOS, EL ESPÍRITU SANTO

El nacimiento de Jesús, el Cristo, fue así: Su madre, María, estaba comprometida para casarse con José, pero antes de unirse a él, resultó que estaba encinta por obra del Espíritu Santo. Como José, su esposo, era un hombre justo y no quería exponerla a vergüenza pública, resolvió divorciarse de ella en secreto.

Pero cuando él estaba considerando hacerlo, se le apareció en sueños un ángel del Señor y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María por esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.»

—Mateo 1:18-21

Cuando era un adolescente olvidaba donde dejaba el llavero y perdía tiempo buscándolo cuando lo necesitaba. Mi abuela, que viajaba mucho, trajo un llavero que respondía con una melodía al sonido del silbido. Eso era tecnología maravillosa, casi magia, en aquellos tiempos. Hoy podemos hablar al teléfono y ordenarle que pida comida a domicilio y lo hará. Los avances tecnológicos del ser humano son cada vez más sorprendentes. Si nosotros, siendo seres de limitada inteligencia y sabiduría, tenemos la capacidad de controlar objetos a distancia con el solo sonido de nuestra voz, ¡cuánto más Dios que es el todopoderoso y el creador de todo!

La Biblia enseña que Dios creó la luz con solo dar una orden. Jesucristo hizo muchos milagros solo dando el mandato para que sucedan. Para Dios nada es imposible (Lucas 1:37). El profeta Isaías anunció que «la virgen concebirá, y dará a luz un hijo». Un ángel anunció a la virgen María que ella concebiría y daría a luz al Mesías. También a José le fue revelado lo mismo. Ellos no tuvieron ningún problema en creer que así sería, pues sabían que «todas las cosas son posibles para Dios» (Marcos 10:28). Nunca habían tenido tal experiencia antes y, sin embargo, no dudaron que eso sucedería porque en sus corazones moraba la fe que procede de Dios a través de sus medios de gracia. Después de oír la noticia María dijo: «He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra» (Lucas 1:38)

Oración:

Espíritu Santo según tu Palabra, la Biblia, tú nunca vienes aparte de las Santas Escrituras, ni separado de ella. Con la Palabra hiciste en mí tu obra extraña para darme conciencia de cuán pecador soy y cuánto necesito de Jesucristo el salvador. Por el evangelio creaste en mí la fe salvadora para poder beneficiarme del perdón que Cristo ganó para mí. Te suplico que conmigo se haga conforme a tu Palabra.  Amén.

www.cristopalabradevida.com/

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Licencia Creative CommonsEsta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.