¿CUÁL ES MI RESPUESTA?

[Jesús les preguntó] “Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?” “Tú eres el Cristo,” afirmó Pedro. Marcos 8:29

No es que las personas no sepan acerca de Jesús, sino que no saben quién es él en realidad. De la misma manera que ocurrió cuando el Salvador anduvo sobre la tierra, muchos dan repuestas equivocadas a la pregunta: “¿Quién dicen ustedes que soy yo?”

“Tú eres mi jefe de suministros”, responden algunos; “Tú eres aquel a quien yo le pido cuando necesito esto o aquello en la vida”. Tristemente, muchos predicadores populares refuerzan este error con su enseñanza superficial. ¿Es eso todo lo que significa Jesús para mí? ¿Es solo una especie de “genio de la botella” que responde cuando yo lo llamo? ¿Qué hay del Jesús que me advierte que no gane el mundo y pierda mi alma? ¿Del Jesús que me habla sobre tomar su cruz y perder mi vida para salvarla?

“Tú eres mi ejemplo”, responden otros; “tú me muestras cómo vivir de manera que tenga una vida positiva, tú me das el entusiasmo interno y la autoestima que necesito para tener éxito”. De nuevo, son muchas las religiones que ponen el énfasis en este error. ¿Es eso todo lo que Jesús significa para mí? ¿Alguien cuya filosofía puedo acomodar a mi vida, en lugar de acomodar mi vida a ella? ¿Alguien que me ayuda a ir a donde yo quiero?

Jesús sigue haciendo esa pregunta; y sigue esperando mi respuesta. ¿Quién digo yo que es él?

.

Oración:

Señor Dios, te pido que me ayudes a responder con Pedro: “Tú eres el Cristo. Tú eres Dios mismo venido en carne. Tu sangre pagó todos los pecados, y tu resurrección nos da la seguridad del cielo. Tú eres mi Salvador”. Amén.