¿EN LA FOTO?

Pues mi hermano, mi hermana y mi madre son los que hacen la voluntad de mi Padre que está en el cielo. (Mateo 12:50)

En la reunión navideña de su familia, mi esposa siempre toma una fotografía; cada año hay más gente en la foto porque nacen niños y llegan nuevos cónyuges. Eso me lleva a preguntarme cómo sería una foto de la familia de Jesús. Y lo más importante, ¿quién estaría en esa foto, si se pudiera tomar?

Jesús nos lo dice. “Los que hacen la voluntad de mi Padre que está en el cielo,” nos dice, “son mi hermano, mi hermana y mi madre.” ¿Qué quiere decir con “hacen la voluntad de mi Padre que está en el cielo”? También nos dice eso. En Juan 6:40 nos explica: “la voluntad de mi Padre es que todo el que reconozca al Hijo y crea en él, tenga vida eterna.” El mayor deseo del Padre celestial es que todos reconozcan a Jesús como su Hijo que él envió del cielo a pagar por los pecadores, para que puedan vivir con él para siempre. Para decirlo de otra manera, él quiere que creamos que solo Jesús nos puede convertir de enemigos a miembros amados de la familia.

En las familias terrenales, la sangre nos une; en la familia de Cristo, nos une la fe, el don del Espíritu. Cuando Dios me lleva a la fe en su Hijo como único Salvador, soy hermano, hermana, o madre de Jesús. Soy un miembro amado de la familia, más cercano a él que cualquiera otro, seguro de que compartiré su hogar en el cielo.

¿Estoy en la foto de la familia de Jesús? Sí, lo estoy. Dios me hizo miembro de su familia al traerme a la fe en Cristo.

Oración:

Señor, úname a tu familia eterna dándome la fe en ti como mi único Salvador. Amén.