¿QUÉ VA A PASAR AL FINAL?

Y así como está establecido que los seres humanos mueran una sola vez, y después venga el juicio, también Cristo fue ofrecido en sacrificio una sola vez para quitar los pecados de muchos. Hebreos 9:27,28

Cuando estoy a mitad de camino a través de un buen libro, me pregunto, «¿Cómo va a terminar?» A veces incluso salto hasta el último capítulo para averiguarlo antes de tiempo. Pero ¿qué pasa con mi vida? ¿Cómo va a ser el último capítulo?

Una sola cosa sé: estoy destinado a morir. La muerte es un hecho seguro que no puedo evitar. Y la muerte es muy seria porque le sigue el juicio. En el momento de la muerte se pronuncia el veredicto de Dios; mi alma irá al cielo o al inferno, y en el último día será unida a mi cuerpo. No tengo que saltar hasta el último capítulo para que me recuerde este hecho aleccionador. Está conmigo con mucha frecuencia.

Hay una cosa más que tengo que saber: ¿cómo voy a llegar al juicio de Dios cuando llegue mi fin? El autor me lo dice claramente, dice que será por medio de Cristo. Y me dice por qué: es porque “Cristo fue ofrecido en sacrificio una sola vez para quitar los pecados de muchos”. El Hijo de Dios no murió simplemente en la cruz, fue “sacrificado”; estuvo ahí como el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo. Su sacrificio fue la obra de una sola vez, sin que ninguna otra cosa sea necesaria. Su sangre ha pagado todos los pecados. Su sacrificio cubre “los pecados de muchos”, de todas las personas. Yo sé que la muerte es inevitable, y mucho más necesito saber que Cristo fue sacrificado por mí. Entonces puedo estar seguro de cómo va a terminar el juicio de Dios.

Oración:

Señor, te pido que me cubras con el pago que hizo Jesús de mis pecados, para que pueda estar firme delante de ti. Amén.