—Salmos 121:7,8

Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma. Jehová guardará tu salida y tu entrada

Desde ahora y para siempre.

Todos nosotros, por naturaleza, buscamos seguridad y protección aun desde nuestra niñez. Cuando nos sentimos en peligro buscamos las manos de nuestros padres como un lugar seguro. Estamos seguros de que él nos guardará de cualquier peligro.

De igual forma, hoy día todos los seres humanos buscamos protección para nuestra vida física y cosas materiales. Por esto, compramos seguros de vida para si algún accidente o algo nos llega a pasar. Compramos y pagamos seguros de salud, ponemos seguridad por medio de cámaras a nuestras casas, en fin, tratamos siempre de estar protegidos.

Muchos de nosotros hemos trabajado pensando en una pensión con seguro para nuestra tercera edad. Muchos ahorramos también pensando en el futuro, y ser previsivos no es malo.

Proverbios, capítulo 6 nos dice, Ve a la hormiga, oh perezoso, mira sus caminos, y sé sabio; prepara en el verano su comida, y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento. Pero estas riquezas no duran para siempre, en algún momento pueden desaparecer o fallar. Proverbios 27:24 nos informa, Porque las riquezas no duran para siempre;
Pero la protección que el salmista declara, en estos momentos no es una protección que pueda fallar por las circunstancias del mundo o de la vida. Es una seguridad eterna.

Cuando el salmista dice que guardará tu alma de todo mal no se está refiriendo a los peligros de la tierra sino a los ataques diarios de satanás a los hijos de Dios. Por eso, no importa el momento que un creyente este viviendo, siempre puede expresar su confianza en las palabras de Salmo.23:4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

El creyente sabe que El Señor no es un dios que ayuda sólo a determinadas horas; él es el Dios infatigable que vigila sobre su pueblo en todo tiempo. Y esto incluye todo el peregrinaje de la vida desde el principio hasta el fin.

Entonces esta debe ser una oración diaria de un creyente, no solo en estos tiempos, sino en el transcurso de toda su vida, con la convicción que El Señor guarda su vida segura de todo tipo de peligro en todo tiempo.

Oración:

Padre amado, enséñame a cada día aprender a poner en tus manos la seguridad de mi vida, porque solo tú puedes guardarme en todo momento, tanto ahora como en la eternidad. Amén.

www.cristopalabradevida.com/

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.