JEHOVÁ ES BUENO

Jehová es bueno,

fortaleza en el día de la angustia,

y conoce a los que en él confían.

Mas con inundación impetuosa

consumirá a sus adversarios,

y las tinieblas perseguirán a sus enemigos.

—Nahúm 1: 7-8, Reina Valera 1995

Cuando vino el juicio de Dios sobre Nínive y el imperio babilónico, ellos no solo perdieron sus bienes, cultura, riquezas y civilización. También perdieron la oportunidad de disfrutar del gozo eterno en el cielo. Esta es la más lamentable pérdida que pueda experimentar el ser humano.

Es una lamentable pérdida pues la salvación no nos cuesta nada a nosotros. Dios la ofrece gratuitamente a toda la humanidad. El Señor no nos pide ninguna cosa a cambio de salvarnos. Muchas personas imaginan que Dios demanda fe, compromiso y perseverancia, en realidad no entienden las exigencias de Dios. Para quienes piensan en que necesitan ganar su salvación aportando algo o añadiendo su parte a lo que ya hizo Dios, Jesucristo les dice: «sean perfectos como Dios lo es» (Mateo 5:48). Sí, Dios es perfecto y por eso exige de nosotros perfección. Pero, puesto que ninguno puede ser perfecto, él ha enviado a su Hijo para que sea perfecto y cumpla la voluntad divina perfectamente en lugar de nosotros. Por otra parte, Dios es justo y no pasará por alto ni el más pequeño de nuestros pecados. El más insignificante de nuestros pecados nos hace merecedores de toda la ira de Dios (Santiago 2:10 cf. Efesios 2:1-3). Para salvarnos de su ira eterna, Dios cargó en Cristo todos nuestros pecados (2 Corintios 5:21 cf. Isaías 53:4-6) Esas son precisamente las buenas noticias: No somos salvos por alguna cosa que hayamos hecho nosotros (ni por recibir a Cristo o renunciar al mundo). Somos salvos por los méritos de Cristo como nuestro sustituto. Cuando una persona escucha la ley que le dice que por su pecado está condenado al infierno eterno y, por oír tal cosa ha quedado aterrorizada, entonces le damos esta buena noticia, este es el evangelio. Esa buena noticia tiene el poder de crear fe en tal persona. Así es salvada por gracia por medio de la fe y al creer confía en la obra de Cristo. Tal persona se ha refugiado en Dios y puede decir que «Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia». Fortaleza aquí significa refugio. Quien se refugia en lo que hizo para Dios está perdido eternamente. Pero el que se refugia en lo que Dios ha hecho para salvarlo tiene la fe verdadera.

Oración:

Señor, por mi propia razón o elección no puedo creer en Jesucristo, mi Señor, ni acercarme a él y solo merezco tu ira eterna. Gracias te doy, porque tu Espíritu Santo me ha llamado mediante el evangelio, me ha iluminado con sus dones, me ha santificado y guardado en la fe verdadera por los méritos de tu Hijo. Amén. 

www.cristopalabradevida.com/

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Licencia Creative CommonsEsta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.