LA IMPORTANCIA DE PRESTAR ATENCIÓN Y RECORDAR

Éste es el significado de la parábola: La semilla es la palabra de Dios. Los que están junto al camino son los que oyen, pero luego viene el diablo y les quita la palabra del corazón, no sea que crean y se salven. […] Pero la parte que cayó en buen terreno son los que oyen la palabra con corazón noble y bueno, y la retienen; y como perseveran, producen una buena cosecha.

– Lucas 8:11-12,15

¿Puede explicar brevemente de qué trató el mensaje del anterior domingo? Por siglos la Palabra de Dios ha sido proclamada semana tras semana y muchos han sido quienes a los pocos días han olvidado lo que ella decía. ¿Qué tan importante es retener la palabra predicada?

Jesucristo ilustró la importancia de retener la palabra predicada con la parábola del sembrador. En esa parábola Jesús dice un sembrador salió a sembrar, pero algunas semillas cayeron fuera de la buena tierra y no dieron el fruto para el que habían sido creadas. Otras semillas cayeron en el camino y las aves se la comieron. Jesús explicó que la semilla es la Palabra de Dios y los de junto al camino son quienes «que oyen, pero luego viene el diablo y les quita la palabra del corazón» a fin de que no crean y se salven.

¿Cómo quita el diablo la palabra sembrada en el corazón? Jesús dice: «Cuando alguien oye la palabra acerca del reino y no la entiende, viene el maligno y arrebata lo que se sembró en su corazón» (Mateo 13:19). Esto nos muestra que el diablo quita la palabra sembrada y así arrebata la fe del oyente cuando este no entiende la palabra. Para entender la Palabra de Dios es de mucha importancia el prestar atención. Jesús nos advierte: «Por lo tanto, pongan mucha atención. Al que tiene, se le dará más; al que no tiene, hasta lo que cree tener se le quitará» (Lucas 8.18).

Para retener y entender la Palabra de Dios, tres preguntas son básicas: 1) La primera es, ¿Qué pecado me enseña a confesar esta porción de la Biblia? Tras la respuesta nos preguntamos: 2) ¿Cómo se muestra el amor de Dios, mi Salvador, en este pasaje? La repuesta a esta pregunta tomará en cuenta la doble sustitución obrada por Jesucristo. 3) La última pregunta es: ¿Qué me mueve a hacer esta porción de la Biblia, en gratitud por la doble sustitución de Jesucristo a favor de mí?

No hemos sido fieles en prestar atención a la Palabra de Dios. Por esto merecemos toda su ira eterna. Pero Jesucristo vino para oír perfectamente la Palabra de Dios en lugar de nosotros y pagó el castigo que merecíamos. En gratitud vamos a querer entender, retener y apreciar la Palabra de Dios.

Oración:

Santísima Trinidad, estoy de paso en este mundo; dame a conocer tus mandamientos. ¡Ayúdame a entender tus enseñanzas maravillosas! Amén. (Salmo 119:189-19, Traducción en Lenguaje Actual)

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Licencia Creative CommonsEsta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.