LO QUE ALEGRÓ A JESÚS

En aquel momento Jesús, lleno de alegría por el Espíritu Santo, dijo: «Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque habiendo escondido estas cosas de los sabios e instruidos, se las has revelado a los que son como niños. Sí, Padre, porque esa fue tu buena voluntad.

—Lucas 10: 21

¿Cuál es el libro clave del Judaísmo? el rabino y talmudista Adin Steinsaltz, responde: «El Talmud es la columna central que sustenta todo el edificio espiritual e intelectual de la vida hebrea.». Se afirma que la profunda sabiduría contenida en el Talmud solo puede ser comprendida después de los 40 años de edad. Jacob Neusner, erudito y escritor judío, dice del Talmud: «Es uno de los mayores monumentos del pensamiento universal, un documento de tal densidad, riqueza y sutilidad que ha ocupado a eminentes cerebros durante más de mil quinientos años. […] es una obra genial». Tristemente el Talmud no ha guiado a los judíos a conocer a Cristo, ni la salvación que viene solo por él.

En el texto de hoy, Jesucristo, movido por el Espíritu Santo, alaba a su Padre celestial por la revelación de la salvación que han visto los «niños». En muchas ocasiones Jesús se refirió a sus seguidores llamándolos «niños». Con este término los pone en contraste con los «sabios e instruidos», a quienes se les ha ocultado esta revelación. La ceguera espiritual de la gran mayoría de los contemporáneos de Jesús, principalmente la de los «sabios e instruidos» era indiscutible. Pero es la voluntad del Padre dar a conocer a los niños el camino de la salvación que está en Cristo.

Esta revelación nos la da el Padre por medio de Jesús mismo. El Padre no les dio ninguna revelación inmediata ni directa a los discípulos. Más bien, ellos llegaron a conocer los secretos de la salvación mediante Jesús. Él es la Palabra de Dios. La revelación hoy en día también viene a nosotros mediante la palabra de Jesús. No queremos buscar ninguna otra manera de conocer los secretos divinos. Cuando el sabio y el instruido buscan otras formas de conocer las cosas divinas, esas maravillosas verdades permanecen ocultas para ellos, porque se resisten a ser oidores de Jesús. Si no aprendemos la verdad solo de la Biblia corremos el peligro de perder la fe, pues la fe es fortalecida solo por el poder de la palabra.

Oración:

Señor, en gratitud a la doble sustitución que efectuaste para mi salvación quiero ser un fiel oidor y hacedor de tu palabra. Te suplico me guardes de la tentación de buscarte en sueños, visiones, sentimientos o sabiduría carnal.  Amén.

www.cristopalabradevida.com/

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Licencia Creative CommonsEsta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.