NO SE ALABE EL SABIO EN SU SABIDURÍA

Así ha dicho Jehová:

«No se alabe el sabio en su sabiduría,

ni en su valentía se alabe el valiente,

ni el rico se alabe en sus riquezas.

Mas alábese en esto el que haya de alabarse:

en entenderme y conocerme,

que yo soy Jehová,

que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra,

porque estas cosas me agradan,

dice Jehová».

—Jeremías 9:23, Reina Valera 1995

Una de las formas más sutiles de idolatría es la soberbia. El apóstol Juan la llama «la arrogancia de la vida» (1 Juan 2:16) El alabarse a uno mismo es parte de la naturaleza pecaminosa del ser humano y es soberbia. Tenemos la tendencia a olvidarnos de Dios y a atribuirnos el mérito por todas las cosas. Por medio de Jeremías, el Señor nos advierte contra esta jactancia. Ningún sabio debe enorgullecerse de su sabiduría, porque no es por nuestra sabiduría que encontraremos la debida relación con Dios. El fuerte no debe enorgullecerse de su fuerza, porque sin Dios no tiene ninguna. El rico no debe jactarse de su riqueza, pues es un regalo de Dios. Cuando usamos nuestros dones sólo para nuestro beneficio nos olvidamos de Dios, que es el Dador de esos dones. Tal jactancia es muestra de ingratitud y por eso merecemos toda la ira de Dios. (Romanos 1:21-2:16)

Sólo hay una cosa de la que sí nos podemos jactar. Dios mismo nos invita a jactarnos de sólo una cosa, nos invita a jactarnos de él. Jactarse de la misericordia de Dios comienza por reconocer que, delante de Dios, todo lo que hacemos, aun lo que consideramos bueno y digno, «todos nuestros actos de justicia son como trapos de inmundicia.» (Isaías 64.6). Esto es así porque nuestra naturaleza pecaminosa contamina aun lo bueno que hacemos y la única razón por la que somos aceptados por Dios es por su misericordia. La obediencia perfecta de Cristo y su muerte en lugar de nosotros son la base de la misericordia divina. En gratitud vamos a querer jactarnos únicamente en su gracia misericordiosa.

Oración:

Amoroso Dios, gracias te doy por misericordia y tu amor incondicional. Te pido no me dejes caer en la tentación de jactarme en nada excepto tu amor.  Amén.

www.cristopalabradevida.com/

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Licencia Creative CommonsEsta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.