SEA SABIO – CONSTRUYA SOBRE LA ROCA

Todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. Mateo 7:24  

Jesús está pensando en más que un curso de diseño arquitectónico o en la construcción de casas inteligentes. Él está hablando de vidas y almas, de usar nuestra vida para construir sobre él y prepararse para el cielo.

¿Cuál es la roca sobre la que edifican los constructores sabios? “Nadie puede poner un fundamento diferente del que ya está puesto, que es Jesucristo”, escribió Pablo (1 Corintios 3:11). “Así que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo,” dijo el mismo apóstol en Romanos 10:17. Esas palabras eliminan las conjeturas sobre cuál es la roca fundamental; es Cristo Jesús, el propio Hijo de Dios, y su Santa Palabra en la que nos dice todo lo que necesitamos saber para la vida y la salvación.

Los que construyen sobre esta base segura van a estar listos para las tormentas de la vida. Cuando el aguacero del pecado caiga sobre el techo, los aleros de la gracia de Dios estarán ahí para desviar la culpa hacia Jesús, quien ya ha pagado todos los pecados. Cuando caigan los rayos de la aflicción, el pararrayos de la fe desviará la descarga al suelo llamado Cristo, quien nos cuida con tan grande amor. Cuando el granizo de las pérdidas y la aflicción golpeen, el techo de la vida, aunque abollado, permanecerá intacto porque el Dios Todopoderoso es nuestro refugio y nuestra fortaleza. Y cuando venga la tormenta final de la muerte, la casa de la vida, aunque sacudida, permanecerá por la eternidad.

Oración:

“En Cristo, la roca sólida, yo estoy; Todo otro terreno es arena movediza.” Señor, ayúdame a orar y a construir así. Amén. (CW 382)