TU PALABRA ME FUE POR GOZO

Fueron halladas tus palabras, y yo las comí.

Tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón;

porque tu nombre se invocó sobre mí,

Jehová, Dios de los ejércitos.

—Jeremías 15:16, Reina Valera 1995

El agua, el aire, el descanso y los alimentos son cosas indispensables para la vida humana. Sin estas cosas tan básicas simplemente morimos. Pero no es menos cierto que la paz, el gozo, el afecto y la seguridad son igual de necesarias. Aunque el agua, aire, descanso y alimentos por lo general están disponibles en todo el mundo no sucede lo mismo con las otras necesidades básicas. ¿Dónde podemos conseguir paz, amor, seguridad y gozo? Jeremías responde con las palabras de la meditación de hoy.

A Jeremías le tocó vivir tiempos muy difíciles. Dios le llamó a profetizar juicio y castigo contra su nación. Por ese mensaje impopular era natural que lo odiaran. Ante tal circunstancia hubiera ido fácil derrumbarse y hundirse en la depresión. Sin embargo encontró fortaleza en la palabra de Dios. Él dice que comió las palabras de Dios. Comer significa introducir dentro de nosotros proteínas y vitaminas que no son parte nuestra a fin de que por un proceso metabólico lleguen a ser parte nuestra. Comer la palabra no es solo leerla, es absorberla de tal manera que llegue a ser parte de nosotros mismos. Eso hacía Jeremías. Comer la palabra de Dios significa comprenderla, meditar en ella reflexionando en su significado al punto que afecte nuestra manera de pensar y actuar.

La palabra de Dios nos muestra cuán pecaminosos y necesitados de salvación somos. Pero también nos muestra todo lo que Dios hizo para rescatarnos de esa triste condición. Jesucristo, por amor a nosotros, vinos para obedecer perfectamente la voluntad de Dios. También vino para pagar el castigo que merecemos por todo aquello en que nosotros hemos fallado pecando contra Dios.

Estas buenas noticias traen paz, gozo y seguridad a nuestros corazones y en gratitud vamos a querer alimentarnos cada vez más y más de tales palabras

Oración:

Señor, abre mis ojos espirituales para así poder ver tu amor, misericordia y perdón, cuando me alimentas por tus medios de gracia. Amén.

www.cristopalabradevida.com/

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Licencia Creative CommonsEsta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.