CREAMOS EN UNA SOLA RELIGIÓN

3solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; 4un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; 5un Señor, una fe, un bautismo, 6un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.

—Efesios 4:3-6

Hoy en día, cada vez que salimos a la calle, nos sorprende ver la cantidad de iglesias visibles que existen. Podemos ver en una calle diferentes templos como ofreciendo el mejor servicio a la necesidad de las personas. Una de las cosas que ha ganado el diablo en medio de todos los cristianos es lo que llamamos el ecumenismo. Este consiste en olvidar cuales son las enseñanzas que la biblia nos da para saber con quién nos reunimos a adorar a Dios, y termina el cristiano asistiendo iglesias que enseñan todo tipo de doctrina falsa. Este es un pecado en contra del Segundo Mandamiento. Cuando invocamos el nombre de Dios, no importando qué se cree de Él, estamos usando su nombre equivocadamente y esto nos hace dignos de la condenación eterna.

Pablo es muy claro en hablar en estos versículos para hoy, que la verdadera religión tiene un común denominador, y enseña cual es usando la palabra “UN” o “UNO”. Esto está relacionado con la unidad, con el compañerismo con otros cristianos no solamente tomando en cuenta cuan amables son, sino tomando en cuenta sobre todo lo que creen frente a Dios. Pablo nos enseña que los dos pilares de la Religión Cristiana son el Amor y la Verdad. Cuando nos preguntamos con cual iglesia congregarme, es importante usar estos versículos bíblicos como un examen para esta congregación. El vinculo de la paz que nos da el Espíritu Santo es la que ganó nuestro Señor Jesucristo por cada uno de nosotros, Él perfectamente enseñó una sola religión cuando dijo Yo Soy el Camino, la verdad y la vida, Juan 14:6. El Espíritu Santo nos lleva a creer que Jesús nos ha dado la Paz con Dios con su vida perfecta y en la cruz, poniéndonos en paz con Dios, así como Pablo lo enseña en Romanos 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. Esta paz es la que nos guía a congregarnos con aquellos que creen que estamos llamados a una misma esperanza, ir al cielo por la fe en Cristo Jesús. Esta paz nos lleva a adorar a un solo Señor que nos da la única fe, que es creer que, en Jesús, encontramos vida eterna y nuestras obras no son necesarias para salvarnos. Pero ellas son hechas para glorificar a Dios en agradecimiento por la vida santa de Jesús que ha sido atribuida a nosotros y por el perdón inmerecido que nos ha dado por su muerte en la cruz. Que el Espíritu Santo nos conceda esta paz y unidad en el nombre de Jesús. Amén.

Oración:

Padre de los cielos, mantennos en la unidad de tu Palabra la cual hace que seamos uno junto a ti por la obra del Espíritu Santo que nos lleva a los pies de Jesús y su obra salvadora. Amén

www.cristopalabradevida.com/

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.