LA INTERCESIÓN DE PABLO

Doy gracias a mi Dios cada vez que me acuerdo de ustedes. […] Esto es lo que pido en oración: que el amor de ustedes abunde cada vez más en conocimiento y en buen juicio, para que disciernan lo que es mejor, y sean puros e irreprochables para el día de Cristo, llenos del fruto de justicia que se produce por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.

—Filipenses 1:3, 9-11

¡Terremotos, tsunamis, cataclismos! Son palabras que se escuchan cada vez más a menudo en las noticias. Cristo dijo que eran señales de que él retornaría y así es efectivamente. ¿Estamos preparados para su venida?

El apóstol Pablo quería que los cristianos filipenses estén listos y bien preparados para la llegada del Señor. Los filipenses habían dado evidencias de su amor y de su fe. Por eso Pablo pide que puedan crecer en esta fe, en el anhelo y en la habilidad para producir los frutos de la fe en palabras y en obras de amor. Aunque por causa de nuestra naturaleza pecaminosa los creyentes aún somos pecadores y no podemos alcanzar la perfección completa mientras vivimos en este mundo, siempre hay oportunidad para un crecimiento sano y firme en la vida cristiana.

Pablo ora que el crecimiento en la fe y en el amor de los filipenses sea de la clase apropiada. Si el amor no fluye del conocimiento que tiene el creyente acerca del amor de Dios por los pecadores en Cristo, entonces solamente será una emoción humana vaga e inestable. Una persona que posee amor sin conocimiento ni discernimiento puede mostrar gran entusiasmo, pero si no tiene percepción, ni entendimiento, ni madurez de juicio espiritual, el entusiasmo de su amor muy fácilmente puede hacer más daño que bien. Pablo pide que el amor de los filipenses no se quede inerte ni estancado, sino que pueda abundar en relación con el conocimiento y con el entendimiento espiritual. Ora para que el amor se desborde de su límite anterior, que madure siempre para que sea más fuerte, más sabio, más noble, más capaz de amar, y para que se pueda aplicar de una forma que agrade a Dios en todo aspecto de su vida.

Esta oración intercesora del apóstol por los filipenses es un modelo para nosotros, tanto cuando oramos por nosotros mismos como por los demás. A medida que hacemos uso de los poderosos medios de gracia, sentiremos el gozo de crecer juntos en la fe madura que obra mediante un profundo amor cristiano. Así nuestra vida también glorificará a nuestro Salvador, y a sus ojos seremos encontrados sin mancha en el gran día de su regreso.

Oración:

Señor, te doy gracias por salvarme incondicionalmente. Te suplico que tu amor abunde en mí de modo que me encuentres lleno de fruto de justicia. Amén. 

www.cristopalabradevida.com/

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Licencia Creative CommonsEsta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.