EL ESTANDARTE DE AMOR

Como el manzano entre los árboles del bosque,

Así es mi amado entre los jóvenes.

A su sombra he deseado sentarme,

Y comer sus dulces frutos.

Él me condujo a la sala del banquete,

Y su estandarte sobre mí es el amor.

—Cantares 2:3-4, La Biblia Textual

A pocos días de la estación de Adviento, es necesario recordar que en esta temporada no solo recordamos los 400 años que el remanente fiel en Israel esperó la venida del Mesías. También, las lecturas de la Biblia, celebraciones y sermones recuerdan que hoy estamos esperando el segundo adviento de nuestro Señor Jesucristo.

¿Recuerda la primera vez que estuvo enamorado? Se trata de una novedosa experiencia llena de emoción que puede llegar a hacernos «perder la cabeza», o también hacernos «sentar cabeza».

Dios nos creó con la emoción del amor marital y nos concede disfrutarlo dentro de la institución del matrimonio. El sabio salomón escribió el Cantar de los cantares, en el cual describe este amor entre un varón y una mujer para ilustrar, poéticamente, el amor divino que Dios tiene hacia su pueblo.

A lo largo de la Biblia, Dios ha usado el amor de los esposos para ilustrar la relación que él tiene con su pueblo. A esta clase de ilustración denominamos «tipo». Cantares presenta el amor conyugal como un tipo del amor de Dios por su pueblo. Jesucristo empleó el tema del novio y la novia en algunas de sus parábolas como la del banquete de bodas (Mateo 22:1–14), la de las diez vírgenes (Mateo 25:1–13); e incluso en su lección sobre el matrimonio y la resurrección (Mateo 22:23–33) El apóstol Pablo, también habla de la relación entre Dios y la iglesia como la de un matrimonio (Efesios 5:32). Queremos tener presente esto cada vez que leemos el Cantar de los cantares.

Oración:

Señor, te doy gracias por tu palabra. Con ella me muestras mi pecado y las consecuencias eternas de haberte ofendido. También, tu palabra me ayuda a tomar conciencia de mi necesidad de salvación. Con tu evangelio me consuelas y me otorgas fe salvadora. Saber que tu Hijo fue mi doble sustituto cuando obedeció tu voluntad perfectamente en lugar de mí y que murió para pagar mi culpa es el mejor conocimiento. Amén. (1 Corintios 2:1,2)

www.cristopalabradevida.com/

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Licencia Creative CommonsEsta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.