ORACIÓN CUANDO TEMO PERDER MI EMPLEO O FORMA DE SUSTENTO

Querido Dios todopoderoso,

En tu Palabra, tú has dicho en 1 Juan. 4:18 que “en el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor”. Sé que tú me has amado con un amor perfecto. La prueba de eso es el hecho de que tú enviaste a tú propio amado Hijo para salvarme de la condenación que merezco por mis muchos pecados. Pero aun así, me siento muy temeroso en estos días.

El coronavirus ha atacado mi país y está causando grandes problemas. Muchas empresas ya han quebrado y han despedido todos sus empleados. Temo grandemente perder mi empleo o forma de sustento para mi familia. He visto y escuchado como muchos empleados han sido o van a ser despedidos porque ya no hay fondos suficientes para pagarles. Señor, tengo una familia que depende de mí a través de mi salario. ¡No sé que nos va a pasar si me despiden o pierdo mi trabajo! Por favor, ¡ayúdanos! Sé que tú eres todopoderoso y que en tu poder puedes evitar que me pierda mi empleo o forma de sustento. ¡Te pido que uses tu poder así! Ahora recuerdo que en el Huerto de Getsemaní, tu Hijo, Jesús también estaba sintiendo gran angustia a causa de los sufrimientos que le esperaban al ser colgado en una cruz y te pidió tres veces que con tu poder le libraras de ese sufrimiento. Pero Él agregó las palabras “pero no sea como yo quiero, sino como tú”. Y tu respuesta fue que tu voluntad era que completara su misión de sufrir los dolores de la cruz para salvar a toda la humanidad del castigo que hemos merecido por nuestros pecados. En mi caso, ahora que lo pienso, sé que tú no has prometido que tus hijos nunca tendrán que sufrir aflicciones en esta vida. Al contrario, has dicho que “en el mundo tendréis aflicción”. Pero también has dicho que “a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien”. Eso es como siempre usas tu gran poder.

Señor, ahora voy a cambiar mi petición un poco, te pido que, si es tu voluntad, que no me despidan de mi empleo o no pierda mi sustento; pero si es tu voluntad que eso me pase, entonces haz que sea para el bien de mi familia y para mi bien, y ayúdame a confiar que será así. Quita así, por tu perfecto amor, el miedo que estoy sintiendo en este momento. En el nombre de Jesús te lo pido. Amén.