—Lucas 10:41-42

Respondiendo Jesús, le dijo:

Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero solo una cosa es necesaria, y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.