—Habacuc 3:2

Señor, he escuchado acerca de ti; siento un temor reverencial por todo lo que has hecho, Señor. Reaviva tus hechos; como hiciste en el pasado, dalos a conocer. Aunque estés lleno de ira, recuerda tu misericordia. Selah.