—Salmo 51:5, Biblia Traducción en lenguaje actual (TLA)

Tengo que admitir que soy malo de nacimiento, y que desde antes de nacer ya era un pecador.