— Mateo 18:10,14

Miren que no menosprecien a uno de estos pequeños. Porque les digo que en el cielo los ángeles de ellos contemplan siempre el rostro de mi Padre celestial. […] El Padre de ustedes que está en el cielo no quiere que se pierda ninguno de estos pequeños.