Juan 14:8-9

—Señor —dijo Felipe—, muéstranos al Padre y con eso nos basta.

— ¡Pero, Felipe! ¿Tanto tiempo llevo ya entre ustedes, y todavía no me conoces? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Cómo puedes decirme: “Muéstranos al Padre”?