Salmo 11: 1-3 NVI

“En el Señor hallo refugio.
¿Cómo, pues, se atreven a decirme:
«Huye al monte, como las aves»?
Vean cómo tensan sus arcos los malvados:
preparan las flechas sobre la cuerda
para disparar desde las sombras
contra los rectos de corazón.
Cuando los fundamentos son destruidos,
¿qué le queda al justo?”

Comentarios

Comentarios