—Zacarías 3:1-2

Luego me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, mientras el Satán estaba a su mano derecha para acusarlo. Entonces dijo Jehová al Satán: ¡Jehová te reprenda, Satán! ¡Jehová, que ha escogido a Jerusalén, te reprenda!