Salmo 18:36 NVI

“Me has despejado el camino, así que mis tobillos no flaquean.”