—Isaías 49: 6

«No es gran cosa que seas mi siervo,

ni que restaures a las tribus de Jacob,

ni que hagas volver a los de Israel,

a quienes he preservado.

Yo te pongo ahora como luz para las naciones,

a fin de que lleves mi salvación

hasta los confines de la tierra.»