— Oseas 4:6, DHH

Mi pueblo no tiene conocimiento, por eso ha sido destruido.

Y a ti, sacerdote, que rechazaste el conocimiento, yo te rechazo de mi sacerdocio.

Puesto que tú olvidas las enseñanzas de tu Dios, yo me olvidaré de tus descendientes.