—Salmo 89:27–29

Yo le daré los derechos de primogenitura,

la primacía sobre los reyes de la tierra.

Mi amor por él será siempre constante,

y mi pacto con él se mantendrá fiel.

Afirmaré su dinastía y su trono

para siempre, mientras el cielo exista.