–Salmo 19:12

¿Quién está consciente de sus propios errores? ¡Perdóname aquellos de los que no estoy consciente!