—Miqueas 2:1-2

¡Ay de los que sólo piensan en el mal, y aun acostados hacen planes malvados!

En cuanto amanece, los llevan a cabo porque tienen el poder en sus manos.

Codician campos, y se apropian de ellos; casas, y de ellas se adueñan.

Oprimen al varón y a su familia, al hombre y a su propiedad.