–2 Corintios 6:1

Nosotros, colaboradores de Dios, les rogamos que no reciban su gracia en vano.