Salmo 91:1,2 NVI

“El que habita al abrigo del Altísimo y se acoge a la sombra del Omnipotente, dice al Señor: ‘Tú eres mi esperanza, mi Dios, ¡el castillo en el que pongo mi confianza!”