-1 Samuel 2:27-32 (RVR1995)

Vino un varón de Dios ante Elí, y le dijo: «Así ha dicho Jehová: “[…] ¿Por qué has honrado a tus hijos más que a mí, haciéndolos engordar con lo principal de todas las ofrendas de mi pueblo Israel?”. Por eso Jehová, el Dios de Israel, dice: “Yo había prometido que tu casa y la casa de tu padre andarían siempre delante de mí”; pero ahora ha dicho Jehová: “Nunca haga yo tal cosa, porque yo honro a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco. Vienen días en que […] Verás tu casa humillada, mientras Dios colma de bienes a Israel, de manera que nunca habrá ancianos en tu casa. […] Te será por señal esto que acontecerá a tus dos hijos, Ofni y Finees: ambos morirán el mismo día.