—Miqueas 3:12

Por lo tanto, por culpa de ustedes

Sión será como un campo arado;

Jerusalén quedará en ruinas,

y el monte del templo se volverá un matorral.