-Éxodo 12:21,26-28 (RVC)

Entonces Moisés llamó a todos los ancianos de Israel y les dijo: «Vayan y tomen un cordero por cada familia, y sacrifíquenlo para la pascua. […] Y cuando sus hijos les pregunten: “¿Qué sentido tiene para ustedes este estatuto?”, ustedes les responderán: “Se trata del sacrificio que se ofrece al Señor como recuerdo de la pascua, es decir, cuando en Egipto el Señor pasó por alto las casas israelitas y nos salvó la vida, pero hirió de muerte a los egipcios.”» Entonces los israelitas se inclinaron y adoraron, y luego fueron y cumplieron con todo lo que el Señor les había ordenado a Moisés y a Aarón.