-1 Reyes 3:5-6,9-10 (RVR 1995)

Y se le apareció Jehová a Salomón en Gabaón una noche en sueños, y le dijo Dios: «Pide lo que quieras que yo te dé.»

Y Salomón dijo: «[…] Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande?»

Y agradó delante del Señor que Salomón pidiese esto.