—Zacarías 4:1

Volvió el ángel que hablaba conmigo, y me despertó como a un hombre a quien se despierta de su sueño.