– 1 Tesalonicenses 3:11-13

Que el Dios y Padre nuestro, y nuestro Señor Jesús, […] los fortalezca interiormente para que, cuando nuestro Señor Jesús venga con todos sus santos, la santidad de ustedes sea intachable delante de nuestro Dios y Padre.