—Nahúm 1:2-3

Jehová es Dios celoso y vengador;

Jehová es vengador y está lleno de indignación;

se venga de sus adversarios

y se enoja con sus enemigos.

Jehová es tardo para la ira y grande en poder,

y no tendrá por inocente al culpable.