Salmo 9: 15-20 NVI

«Han caído los paganos en la fosa que han cavado; sus pies quedaron atrapados en la red que ellos mismos escondieron. Al Señor se le conoce porque imparte justicia; el malvado cae en la trampa que él mismo tendió. Bajan al sepulcro los malvados, todos los paganos que de Dios se olvidan. Pero no se olvidará para siempre al necesitado,
ni para siempre se perderá la esperanza del pobre. ¡Levántate, Señor! No dejes que el hombre prevalezca; ¡haz que las naciones comparezcan ante ti! Infúndeles terror, Señor; ¡que los pueblos sepan que son simples mortales!»

Comentarios

Comentarios