—Mateo 24:42,44

Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben qué día vendrá su Señor. […] Por eso también ustedes deben estar preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen.