Gálatas 4:5,6 NVI

[Dios envió a su Hijo] para que redimiera a los que estaban sujetos a la ley, a fin de que recibiéramos la adopción de hijos. Y por cuanto ustedes son hijos, Dios envió a sus corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ‘¡Abba, Padre!”