–Malaquías 3:5,6

De modo que me acercaré a ustedes para juicio. . . . Yo, el Señor, no cambio.