-2 Corintios 5:20 (La Palabra de Dios para Todos)

Aunque Cristo no tenía ningún pecado, Dios lo hizo cargar con los nuestros para que por medio de él fuéramos declarados inocentes ante Dios.