— Juan 1:29


¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!