(Lectura de la Biblia en tres años: Números 22:1–20, Marcos 11:12–14)

EL TERRIBLE CUERNO PEQUEÑO

[Un cuerno del macho cabrío] creció hasta alcanzar al ejército de los cielos, derribó algunas estrellas y las pisoteó, y aun llegó a sentirse más importante que el jefe del ejército de los cielos. Por causa de él se eliminó el sacrificio diario y se profanó el santuario.

—Daniel 8:10–11

¿Cuál es el significado del cuerno pequeño que Daniel vio en una visión? Todo lo que la Biblia revela es para nuestra edificación. De ahí la importancia de conocer el significado correcto. ¿Cómo saber cuál es la interpretación correcta?

Para entender el verdadero sentido de cualquier pasaje de la Biblia es importante dejar atrás nuestro orgullo y, en humildad, pedir al Señor sabiduría bíblica (Santiago 1:5). Pablo dijo: «Que nadie se engañe. Si alguno de ustedes se cree sabio según las normas de esta época, hágase ignorante para así llegar a ser sabio.» (1 Corintios 3:18): Al leer la Biblia, vamos a querer permitir que sea ella misma la que se interprete al entender literalmente todo lo que en ella se muestra literal; al distinguir entre lo que manda y lo que solamente describe; y al dejar que los pasajes difíciles sean explicados por los más claros, sin sacarlos de contexto.

El cuerno pequeño que vio Daniel muchas veces es mal interpretado. Pero no hay razón para equivocarse al momento de entender pues la visión dio detalles claros. Primero, no es un cuerno literal: «Los […] cuernos son […] reyes». Segundo, el cuerno pequeño salió de un macho cabrío: «El macho cabrío es el rey de Grecia». Tercero, el cuerno pequeño es un «un rey de rostro adusto, maestro de la intriga» (Daniel 8:24,21)

La historia universal nos confirma que hubo un rey que cumplió con la descripción bíblica: Antíoco Epífanes, quien saqueó y desoló el templo de Jerusalén donde instaló un altar a ídolo griego Zeus. Además proscribió las fiestas y todo sacrificio bíblico. En su afán de eliminar la verdad de Dios, quemó las copias de la ley de Moisés. Por todo esto Antíoco es un anticristo y es un precursor del verdadero anticristo. El Anticristo, igual que Antíoco, también es un rey que se opone a la verdadera doctrina y persigue al pueblo de Dios (Apocalipsis 17: 7–12).

Oración:

Señor, afírmame en la verdadera fe mediante tus medios de gracia para que, en gratitud, pueda temer y amar a Dios, de modo que no desprecie su palabra ni la prédica de ella; sino que la considere santa, la oiga y aprenda de buena voluntad, dejando que sea ella misma quien suministre su interpretación y no mis ideas preconcebidas. Amén.

www.cristopalabradevida.com/

Meditaciones son presentadas por Publicaciones Multilingües-WELS y www.CristoPalabraDeVida.com.

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc. ™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.